cadaetudiante.com/es

¿Cómo es el paraíso?
¿Existe realmente?

Pregunta: "¿Existe realmente el paraíso? ¿Cómo es y dónde está? ¿Podré ver a toda la familia y los amigos ya fallecidos?"

Nuestra respuesta: Sí, según la Biblia realmente existe el cielo. El cielo o paraíso de verdad es de otra dimensión, no puede ser visto por el ser humano a menos que Dios se lo muestre, cosa que Él ha hecho en varias ocasiones con sus profetas (Isaías 6, Ezequiel 1, Daniel 7:9-10, 2ª Corintios 12:1-4, Apocalipsis 1, 4-5). Dios está en el trono en este cielo. La Biblia afirma que Jesús, el Cordero de Dios, está sentado a la diestra del Padre en ese trono, hasta que vuelva a juzgar al mundo y establecer su reino en la Tierra.

Lo que la mayoría de gente llama "cielo" es, de hecho, una ciudad eterna que la Biblia llama "Nueva Jerusalén" (Apocalipsis 21:2). Será un nuevo cielo, pues el primer cielo y la primera tierra habrán pasado (Apocalipsis 21:1). La ciudad eterna es descrita así:

"He aquí, el tabernáculo de Dios está entre los hombres, y El habitará entre ellos y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará entre ellos. El enjugará toda lágrima de sus ojos, y ya no habrá muerte, ni habrá más duelo, ni clamor, ni dolor, porque las primeras cosas han pasado. Y el que está sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas." (Apocalipsis 21:3-5)

"La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que la iluminen, porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera." (Apocalipsis 21:23)

La Nueva Jerusalén será el hogar eterno de la gente de Dios. La Biblia dice, acerca de este lugar, que "jamás entrará en ella nada inmundo, ni el que practica abominación y mentira, sino sólo aquéllos cuyos nombres están escritos en el libro de la vida del Cordero." (Apocalipsis 21:27)

Se nos dice que todo el mundo pasará por la resurrección corporal de los muertos, y todos se sentarán delante del tribunal de Cristo (Apocalipsis 20:11-13). Aunque Jesús vino al mundo en primer lugar como Salvador, ahora actuará como Juez. Aquéllos cuyos nombres no estén en el libro de la vida del Cordero serán arrojados al lago de fuego (Apocalipsis 20:14-15).

La idea de que todos irán al cielo y verán a sus familiares no es bíblica en absoluto. Más bien Jesús dijo que aquéllos que crean en Él encontrarán la vida, pues "nadie viene al Padre si no es por mí" (Juan 14:6). En Apocalipsis 7:9 se nos dice que en el cielo habrá una multitud de gente de toda tribu, lengua, pueblo y nación, que tendrá vida eterna por su fe en Jesús. Para aquéllos que no hayan oído sobre Jesús, seguramente sólo los que se hayan humillado ante Dios y hayan respondido positivamente a cualquiera que sea la revelación que Él les haya mostrado estarán con Dios por la eternidad. Aquéllos que hayan rechazado a Dios no estarán con Él.

Las citas bíblicas son tomadas de LA BIBLIA DE LAS AMERICAS © Copyright 1986, 1995, 1997 by The Lockman Foundation. Usadas con permiso.


Envía esta página a un amigo Cómo empezar una relación con Dios...