¿Jesús Cristo es Dios?

formato pdf

Actualmente es difícil que un individuo reciba evidencias de las aseveraciones de Cristo de alguien que haya investigado adecuadamente los hechos. El cristianismo necesita saber el fundamento histórico y bíblico de las aseveraciones de Cristo para fundamentar su fe y usarla como herramienta al testificar.

Las evidencias de la verdad de las aseveraciones de Cristo surgen de ambas fuentes: bíblica y secular.

Hay numerosas referencias de Jesucristo en la historia secular de su época. Aunque éstas establecen su existencia, no apoyan específicamente sus aseveraciones de ser Dios, excepto por una. En sus Antigüedades, Flavio Josefo, un fariseo, historiador y comandante militar, reportó lo siguiente acerca de Jesús:

"Por aquel tiempo existió Jesús, un hombre sabio, si es justo llamarlo hombre, porque él era hacedor de obras maravillosas, maestro de hombres que recibían la verdad con placer. Atrajo a sí mismo a muchos judíos y gentiles. Él era el Cristo, y cuando Pilato, por sugerencias de los hombres principales entre nosotros, le condenó a la cruz, aquellos quienes le amaban desde el principio, no lo abandonaron; y se les apareció de nuevo, al tercer día; tal como los divinos profetas lo habían predicho. Estas y diez mil otras cosas maravillosas concernientes a él. Y la tribu de cristianos quienes fueron llamados así por su nombre no están extinguidos en el presente." Antigüedades, XVIII. 33. (al inicio del segundo siglo)

Estas referencias si bien pueden no convencer a la gente de que Cristo es Dios, ellas establecen varias cosas. Una es que Jesús fue un hombre de la historia. Otra es que sus contemporáneos entendieron sus aseveraciones de ser Dios y no todos creyeron en él. Finalmente hay testigos independientes que apoyan la autenticidad de los registros Escriturales.

Pero la Biblia misma es la fuente principal de información que determina la respuesta a la pregunta: ¿Jesucristo es Dios?.

I. UNA CLARA PRUEBA DE LA DEIDAD DE JESUCRISTO ESTA EN EL CUMPLIMIENTO QUE DIO A LAS PROFECÍAS MESIÁNICAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

(Para mas información ver el libro de Josh McDowell "Evidencia que exige un veredicto").

Para mostrar que el cumplimiento de las profecías por Cristo es mucho más que una coincidencia, se ha usado la ciencia moderna de la probabilidad a 8 de las 300 profecías que registra el Antiguo Testamento que fueron cumplidas en la persona de Jesús de Nazaret. Encontramos que la probabilidad de que un hombre haya vivido hasta el tiempo presente y cumplir 8 de estas profecías es de 1 en 1017 o sea 1 en 100.000.000.000.000.000 para tratar de imaginar esto supón que tomamos monedas de 10 pesos y las esparcimos por todo el estado de Chihuahua, tendrían una altura aproximada de 70cm.

Marcamos 1 moneda, las revolvemos bien, le vendamos a un hombre los ojos, le pedimos que camine en cualquier dirección los días que quiera, se detenga y entonces meta la mano a cualquier profundidad y al tomar la primera moneda esta sea la marcada.

Sería más fácil sacarte la lotería sin boleto.

II. OTRA PRUEBA ES LO QUE OTROS DECÍAN DE ÉL

Juan el Bautista dijo: "Y yo le vi, y he dado testimonio de que éste es el Hijo de Dios."(Juan 1:34). Marta dijo: "Si, Señor, yo he creído que tú eres el Cristo, el hijo de Dios..." (Juan11: 27). Tomás el incrédulo dijo en Mateo 20:28 "¡Mi Señor y mi Dios!" Después de dudar de su resurrección. Pedro en su gran confesión dijo: "Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente." (Mateo 16:16). Pablo dijo en Filipenses 2:6 "El cual, siendo en forma de Dios..."

Suficientemente interesante, aún sus enemigos confirmaron comprender sus aseveraciones de ser Dios. En Juan 10:33 algunos judíos furiosos dijeron: "...Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios." El centurión que lo crucificó exclamó a la hora de su muerte: "Verdaderamente éste era Hijo de Dios." (Mateo 27:54).

III. JESÚS MISMO ASEGURÓ SER DIOS

En Juan 10:30 Él dijo "Yo y el Padre uno somos." Los judíos comprendieron que él aseguraba ser Dios e intentaron apedrearlo. En el incidente con el paralítico en Marcos 2, Jesús aseveraba perdonar pecados, ¡lo cuál solamente Dios puede hacer!

Finalmente Jesús afirmó tener poder sobre la vida y la muerte. Él dijo en Juan 10:18 "Tengo poder para ponerla (su vida), y tengo poder para volverla a tomar." William Biederwolf concluye de esta evidencia Escritural que: "Un hombre que puede leer el Nuevo Testamento y no puede ver que Cristo afirma ser mas que un hombre, puede ver por todo el cielo a medio día en punto, en un día despejado y no ver el sol.

IV. LA RESURRECCIÓN ES LA MÁS SIMPLE EVIDENCIA DE SUS RECLAMOS DE SER DIOS.

Después de su crucifixión sus seguidores estaban temerosos y dispersos. Pedro le negó tres veces por temor por su vida. ¿Qué hizo que éste mismo Pedro estuviera parado frente a tres mil personas 40 días después anunciando "Ustedes mataron al Cristo pero Dios lo resucitó de los muertos? Si Cristo era un fraude estos hombres lo sabían, habían caminado dormido y vivido con él por tres años. ¿Por qué todos ellos soportaron muertes espantosas por proclamar que Cristo había resucitado? ¿Estaría alguien dispuesto a morir por una mentira, sabiendo que es una mentira?


Puesto que Jesús, un hombre histórico, afirmó ser Dios, entonces hay dos alternativas. Sus afirmaciones fueron verdaderas o fueron falsas. Si fueron falsas, una de dos, Cristo sí sabía que eran falsas, entonces él era un mentiroso y un tonto. Pero su vida no era la vida de un mentiroso. Si él no sabía que sus aseveraciones eran falsas, entonces él estaba engañado y era un demente. Esta sería una declaración ridícula porque su vida es un reconocido modelo de moralidad y de conducta. Eso solo nos deja la posibilidad de que sus afirmaciones eran verdaderas, así como la evidencia sugiere. Por lo tanto podemos concluir que Cristo no es otra cosa de la que afirmó ser "Dios mismo."



© CadaEstudiante.com