¿Por qué estaban dispuestos a morir los discípulos de Jesús?

¿Qué obligaba a los 12 apóstoles a soportar persecución y martirio?

formato pdf

LOS DOCE APOSTOLES:
Andrés- crucificado
Bartolomé- torturado y después crucificado
Jacobo,hijo de Alfeo- apedreado hasta morir
Jacobo,hijo de Zebedeo- decapitado
Juan- exiliado por causa de fe y murió de edad avanzada.
Judas(no Iscariote)- apedreado hasta morir
Mateo- fue herido con lanzas hasta morir
Pedro- crucificado
Felipe- crucificado
Simón- crucificado
Tomás- fue herido con lanzas hasta morir
Matías- apedreado hasta morir.
(fuente: El Libro de los Mártires de Fox)

Tres días después de haber sido crucificado y enterrado, Jesús desapareció de su tumba. Algunas personas dicen que los discípulos de Jesús robaron su cuerpo e inventaron una historia en la que Él había resucitado de entre los muertos. Si eso es verdad ¿porqué morirían por algo que ellos sabían que era verdad? ¿Tú lo harías?

La muerte de Jesús. no fue un suicidio en masa en donde ellos se unieron para crear un teatro trágico. Todos ellos dejaron a sus familias y empleos, viajaban a países lejanos, predicando que Jesús había muerto y vuelto a la vida. Si sus discípulos estaban inventando todo esto, entonces todos ellos habían escogido una muerte prematura por algo que sabían que no era verdad, lo cual no tiene sentido.

Lo que le da sentido son los hechos históricos. Aún cuando eran torturados, los discípulos insistían que tanto ellos como cientos de judíos más, habían visto a Jesús vivo. Cuando algunos fueron arrestados y obligados a no hablar acerca de la resurrección de Jesús, ellos respondían "no podemos evitar hablar acerca de lo que hemos visto y oido".

Ellos sabían que Jesús había sido golpeado, azotado y clavado a una cruz en la cual murió expuesto a todo el pueblo, le clavaron una lanza por unos de sus costados para confirmar su muerte. Los soldados romanos hicieron guardia en la tumba de Jesús, pues Él había declarado que tres días después de ser crucificado resucitaría de entre los muertos.

En aquél tercer día, los guardias habían abandonado el lugar, la gran roca de dos toneladas que sellaba la entrada de la tumba había sido removida y el cuerpo de Jesús había desaparecido.

Después de eso, los discípulos vieron a Jesús vivo varias veces, incluso sostuvieron largas pláticas y comieron con Él, todo esto después de su muerte en la cruz. Estos discípulos se condujeron a la muerte proclamando algo de lo que no tenían duda alguna: Jesús había resucitado de entre los muertos, probando que Él era todo lo que había declarado ser...el hijo de Dios.

¿Tú qué piensas? No tienes que morir por creer en Jesús como ellos lo hicieron, pero sí puedes estar tan seguro de Él como ellos lo estuvieron. Para aprender más acerca de Jesús y los hechos que prueban su resurrección lee la sección llamada "Juan" en la Biblia y el artículo Mas allá de la fe ciega.



© CadaEstudiante.com